Historia de la Avarca Menorquina

Historia de la Avarca

El calzado de Menorca El calzado ha sido la primera actividad productiva de la isla desde mediados del siglo XIX, superada tan sólo por la llegada del turismo. Sus inicios fueron totalmente artesanales, una condición que todavía se conserva, conjugándose con la tecnología, la calidad y el diseño. La combinación de estas características hace que los zapatos menorquines sean muy apreciados en todo el mundo. Ya en el siglo XVIII, cuando todavía los zapatos se vendían en los mismos talleres donde se fabricaban, se consideraba al “zapato a la mahonesa”, de color oscuro y con hebilla de plata, como el más elegante del mercado. Los tres periodos de dominación inglesa de Menorca y la breve dominación francesa, que ocuparon casi la totalidad del siglo XVIII, ofrecieron un mercado amplio a los artesanos zapateros, que calzaban a las numerosas guarniciones militares. Pasado este periodo, y coincidiendo con una importante emigración menorquina hacia Cuba, el calzado menorquín comienza su periplo internacional que continúa aún hoy.El siglo XX ha sido el de la tecnificación de la producción y el de la apuesta por la calidad y el diseño, aunque conservando un fuerte componente artesanal que se traduce en el trenzado a mano de las pieles de algunos modelos femeninos de alta categoría. La experiencia, el empeño y el dinamismo de sus fabricantes, que exhiben el calzado menorquín en las ferias más prestigiosas del mundo. Las abarcas menorquinas No sería justo hablar de calzado menorquín sin ofrecer un pequeño homenaje a las abarcas, conocidas popularmente como “menorquinas”.Una sandalia rústica, confeccionada con piel de vacuno curtida y con suela de caucho, normalmente recuperada de neumáticos usados. Sus orígenes provienen de los honderos de Baleares que luchaban contra Aníbal, aunque su uso se extendió primero hacia la gente del campo, después hacia gran parte de los menorquines y finalmente hacia lugares muy diversos gracias al turismo que se siente atraído hacia este calzado original y resistente. Hoy se fabrican de todos los colores y con variados y divertidos diseños. Entre sus más fieles seguidores se encuentra Su Majestad la Reina Doña Sofía y sus nietas, que acostumbran a calzarlas en verano.

Pinterest